Artículos

14 diciembre 2020

¿Cómo evitar intoxicaciones alimenticias en estas fiestas?

Una Intoxicación Alimenticia es una enfermedad que se desarrolla de prisa a partir de la ingesta de un alimento o bebida contaminado que cuando entra al organismo puede segregar toxinas que provocan síntomas como diarrea, náuseas, vómitos, dolores estomacales, de cabeza y fiebres.

 

Las fiestas de fin de año suelen ser la ocasión perfecta para comer y festejar al máximo, lo que sin duda alguna podría encaminarte a contraer alguna infección estomacal o intoxicación alimenticia si no tienes los cuidados necesarios. Para alejarte de estos síntomas y disfrutar las últimas semanas del año toma en cuenta lo siguientes consejos.

 

Lávate cuidadosamente las manos antes de preparar o servir alimentos

 

Lavarse las manos con agua y jabón es un ejercicio simple y fácil de hacer que debe llevarse a cabo siempre, pues es una manera eficaz de prevenir la propagación de microbios y bacterias que infinidad de objetos transmiten. Lo ideal es lavarse antes de preparar alimentos e ingerirlos y después, esto ayudará a evitar cualquier síntoma de intoxicación.

 

Lava bien las frutas y verduras

 

Gran parte de los platillos y postres navideños llevan como ingrediente más de alguna fruta o verdura, varias de estas provienen de la tierra donde es común encontrar bacterias como E.Coli o Salmonelaque son causantes de padecimientos como diarreas y vómitos. Para evitar cualquier tipo de intoxicación, es indispensable que laves cada alimento con agua y jabón para retirar la tierra y cualquier partícula desconocida que aún posea. Si buscas desinfectar naturalmente lo que consumas, también puedes diluir una cucharadita de bicarbonato de sodio, cloro o vinagre blanco en agua y dentro de un recipiente hondo para luego colocar cada fruta o vegetal dentro durante aproximadamente 10 minutos.

 

Mantener los alimentos fríos en la refrigeradora

 

En la época navideña, la mayoría de familias en Guatemala suelen celebrar con tamales, mientras que otras acostumbran a preparar pierna o pavo, si eres de este grupo seguramente acompañarás tu platillo con alguna guarnición fría como ensaladas, ciertas frutas o verduras. Para evitar cualquier malestar, lo más aconsejable es que este tipo de alimentos permanezcan en la refrigeradora hasta su consumo, de esta forma mantendrán su frescura por más tiempo y preservarán al máximo sus propiedades y nutrientes.

 

Evita comida cruda

 

La aplicación del calor en los procesos culinarios es un método poderoso de higiene para los alimentos, pues elimina microorganismos y otros organismos vivos que provocan enfermedades. Ingerir comida cruda, sobre todo productos de origen animal, es riesgoso para la salud. Para evitar cualquier malestar que te puede llevar a una intoxicación, la Organización Mundial de la Salud recomienda conseguir productos de confianza en su origen que estén frescos y conocer y ponderar las medidas de higiene en cuanto a conservación y manipulación.

 

Si ya estás satisfecho no comas de más

 

Cuando inicia la temporada navideña es muy común escuchar frases como “en enero empiezo la dieta” o “imposible no comer de más durante esta época” y es que los platillos especiales de fin de año son realmente exquisitos porque contienen ingredientes agradables al paladar. Cuando tu estómago ya está lleno no debes comer de más aunque la comida esté riquísima, pues el exceso de comida, por más limpia que esté, siempre provocará malestares estomacales, náuseas, vómitos, diarrea y hasta intoxicaciones dependiendo de las cantidades.

 

Utiliza platos y utensilios limpios

 

Una limpieza y manipulación incorrecta de platos y utensilios de cocina puede provocar infecciones por gérmenes patógenos en tu organismo. Si vas a lavar este tipo de artículos a mano, no es aconsejable dejarlos sucios en el fregadero durante muchas horas, ya que entre más tiempo dejes pasar, más gérmenes cultivarán. Asimismo, la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos, para la limpieza recomienda lavar a 40 grados mínimo, utilizando jabón y desinfectante y para el secado, la recomendación es no utilizar trapos o limpiadores que puedan propagar más bacterias.

 

Con estos consejos evitarás intoxicaciones alimenticias durante la temporada más linda del año. Síguelos y permítete pasar un buen momento al lado de tus seres queridos.